Una zona dónde los números le dan mejor al maíz

noticia028

Análisis probabilístico en el CREA Larroque Gualeguay

Los precios esperados del maíz 2015/16 son horribles. Pero en algunas regiones particulares de la zona pampeana el cereal presenta mejores perspectivas que la soja.

Lucas Burzaco, asesor del CREA Larroque Gualeguay, se tomó el trabajo de analizar los datos de las últimas once campañas de maíz temprano de dicho grupo –correspondientes a un total de unas 96.000 hectáreas– para correlacionarlas con el evento climático predominante en cada una de ellas.

“Los datos indican que el maíz temprano, con los rindes promedio registrados en los ciclos marcados por el fenómeno Niño, tiene una baja probabilidad de no cubrir el rinde de indiferencia con los precios esperados actualmente en abril de 2016”, comenta Burzaco (ver gráfico 1).

“El comportamiento y la respuesta a la fase climática no es la misma en todas las regiones productivas, por lo cual las probabilidades calculadas no son extrapolables a otras zonas productivas”, aclara.

“De todas maneras, si bien el argumento técnico sería favorable en el ciclo 2015/16 para el maíz temprano, al tratarse de un cultivo que requiere un elevada inversión, cuenta con el problema de la restricción de liquidez en un contexto de financiamiento caro”, añade.

“Como particularidad para la provincia de Entre Ríos, en el caso del maíz, es la posibilidad de convenios y ventas a consumos –polleros, plantas de alimentos balanceados– lo que aminora la incidencia del costo del flete en el esquema”, explica el asesor.

El ENSO (EL NIÑO Southern Oscilation Index) es el principal indicador empleado por el Climate Prediction Center (dependiente del National Centers for Environmental Prediction/NOAA de EE.UU.) para determinar la presencia de un fenómeno “Niña”, “Niño” o “Neutro”. Consiste en tomar el promedio histórico de la temperatura de cuatro diferentes sectores del Océano Pacífico Ecuatorial (comprendido entre la latitud 5º N y 5º Sur y longitud Oeste entre el meridiano 170º y el 120º), por medio de instrumentos que transmiten a satélites diferentes mediciones colocadas sobre y debajo de boyas marinas, para luego medir el promedio móvil de las anomalías presentes en dichas temperaturas.

El dato es que las probabilidades de ENSO “Niño” para la campaña en curso son mayores al 90%. La temperatura del Pacífico en los puntos monitoreados alcanza valores similares a los de la campaña 1997/98.

Cuando el promedio trimestral de temperaturas en esa región es superior a 0,50 °C con respecto a la media histórica, entonces el ENSO es considerado “Niño”. Por el contrario, cuando el promedio trimestral de temperaturas es inferior a 0,50 °C, el ENSO es “Niña. Y cuando se encuentra dentro de ese rango, es decir, cuando no llega a tener más de 0,50 °C ó menos de 0,50 °C, es considerado un escenario “Neutro”.

La clasificación oficial (NOAA) de un episodio sólo considera sólo cuando existen cinco períodos trimestrales consecutivos en los cuales las anomalías registran diferencias superiores a 0,50 °C (ya sea hacia arriba o hacia abajo). Para el trabajo elaborado por Burzaco se consideró “Niña”, “Niño” o “Neutro” a los episodios ubicados en los trimestres correspondientes al ciclo del cultivo de maíz temprano en la zona de influencia del CREA Larroque Gualeguay.
 

Gráfico 1.a y 1.b. Distribución de probabilidad de rindes de maíz temprano y soja de primera  en diferentes fases ENSO para la zona sur de Entre Ríos. Se presenta el punto de cruce de GD (Gastos Directos), GI (Gastos Indirectos) y A (Arrendamiento) acumulados expresados en kg/ha de grano con la probabilidad de ocurrencia de esos rindes basados en información histórica de las últimas once campañas agrícolas.

noticia028-a

Cerrar
*/