Claves de la próxima campaña de granos gruesos

La diversidad de ambientes y situaciones climáticas exige elegir el mejor cultivo para cada potrero. Recomendaciones para efectuar la elección correcta

alt

Jorge González Montaner, coordinador de la Comisión de Agricultura de la zona CREA Mar y Sierras, describió los resultados de la última campaña de granos gruesos y adelantó cuáles son las nuevas tecnologías disponibles para soja, maíz y girasol.

De cara a la siembra de los cultivos de verano, el disertante aseguró que “cada uno de los tres cultivos posibles cumple un rol en el sur bonaerense y hay que buscar el mejor negocio para cada suelo”.

Nuevas alternativas para el maíz
Al hablar del maíz en una reciente jornada de Cosecha Gruesa realizada en Tres Arroyos, el disertante advirtió: “Hay que analizar muy bien los costos de comercialización y el precio realmente esperable. Hace dos meses, se estimaban 200 dólares por tonelada, pero en septiembre ya había bajado a 170. Y cuando se le adicionan los costos, puede quedar un precio neto de 140 o 150 dólares por tonelada”, sostuvo.
“Es una alternativa muy interesante cuando un campo tiene la posibilidad de realizar fletes cortos o venta a un feed lot cercano. En ese escenario, el maíz ofrece muy buen margen y debería ocupar el mejor ambiente disponible”, razonó.
También apuntó otra alternativa para el cereal: “Ahora se está pensando hacer maíz en ambientes intermedios, donde la tosca está a 60-80 centímetros. Antes, estos suelos no se sembraban con el maíz, pero ahora existen nuevos materiales que presentan un comportamiento relativamente satisfactorio ante estrés hídrico en caso de contar con buena carga de agua inicial y si se los siembra con baja densidad”.
Y aclaró: “Se buscan rendimientos de 5500 o 6000 kilos por hectárea, no más, tratando de incorporar carbono en el suelo, algo clave, desarrollando un negocio razonable”.

Girasol
González Montaner también analizó el cultivo de girasol. Aseguró que ese cultivo “capta inmediatamente el agua del suelo y la convierte en rendimiento; por esta razón, debe ocupar los ambientes más profundos del campo”.
Asimismo, comentó que “la variable principal que determina el rendimiento son las lluvias de diciembre y enero”. En este sentido, explicó: “Cuando tenemos lluvias crecientes en esos meses, podemos esperar rendimientos satisfactorios, tal como ocurrió el año pasado”.
Como contrapartida, González Montaner sindicó a las lluvias de febrero como el principal factor negativo que puede sufrir el cultivo. “Cuando las precipitaciones alcanzan los 120-130 milímetros, todo lo que pudo haberse ganado antes se transforma en enfermedades que provocan caídas de rendimiento. Por eso, lo mejor para el girasol es tener un febrero escaso en cuanto a precipitaciones”, explicó.
Al analizar los datos relevados por los grupos CREA de la zona Mar y Sierras en referencia al negocio del girasol, el disertante describió las potencialidades de cada tipo en cada subzona: Necochea, Serrana y Tres Arroyos.
Para comenzar indicó que se evidencia que el alto oleico, con un 70% del área, se expresa mejor en la zona serrana.
En tanto, en Necochea, el mayor protagonismo lo tienen los CL, “por los serios problemas de malezas que hay en esa zona”. Por su parte, en Tres Arroyos el girasol convencional es el más sembrado porque los rindes superan a los del oleico.

La soja
El último cultivo analizado por González Montaner fue la soja. Sobre la leguminosa señaló: “Por más que haya buena disponibilidad hídrica en el momento inicial del cultivo, la soja carece de la capacidad que tiene el girasol de pagarlo en rinde, porque tiene un ciclo mucho más extenso y depende mucho más de las lluvias de febrero y de marzo”, afirmó.
“Con buenas lluvias en diciembre y enero, la soja genera biomasa, pero después necesita agua en febrero y marzo para llenar granos y sostener los rendimientos”, agregó.
Por ello, recomendó “sembrar los lotes más someros con soja, que ofrece un abanico de posibilidades más amplio en cuanto a la recepción de precipitaciones. Generalmente, hacia febrero vuelve a llover, y eso da la posibilidad de que alcance un rendimiento más estable”. 

alt

Cerrar
*/