¿Adiós a La Niña?

El clima de la campaña agrícola 2012/13 sería más favorable en el NEA y en el centro del país con respecto al ciclo previo.

En agosto de 2011 José Luis Aiello, director científico de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario, redactó un informe en el cual indicó que “cuando se instala una Niña en el período noviembre-marzo, hay una alta probabilidad de lluvias por debajo de los valores normales en algunas subregiones de Argentina” y recomendaba, en consecuencia, que “para el caso del maíz, la climatología edáfica permite ver que es prudente salir del período crítico enero-primera quincena de febrero, o sea evitar diseños de siembra que induzcan a la floración del maízen ese momento”.

Los que siguieron su consejo evitaron perder mucho dinero con maíces sembrados en fecha convencional, los cuales, en su mayor parte, generarán quebrantos económicos en el ciclo 2011/12. Pero ese partido ya está jugado. Ahora, la cuestión proyectar qué puede pasar en la próxima campaña.

Efectos

“En la Argentina, los impactos de los fenómenos de “La Niña” y “El Niño” son relevantes fundamentalmente en una zona que abarca a casi toda la región pampeana, teniendo un menor efecto en el sur de la provincia de Buenos Aires”, indica Aiello.

“Pero en febrero de este año se produjo un cambio en la temperatura del Pacífico Ecuatorial Central y entonces “La Niña”, con la que convivimos durante toda la campaña 2011/12, ingresó en una condición de baja intensidad; casi podríamos decir en una situación de cuasi neutralidad. Es decir: podemos mencionar entonces que salimos de La Niña y eso, en principio, es favorable para los productores de buena parte de la región pampeana argentina”, añade.

- ¿Qué está previsto para la campaña 2012/13?
- Los modelos de los principales centros climáticos internacionales muestran que la campaña 2012/13 se desarrollaría bajo un Pacífico Neutro o bien un fenómeno El Niño de baja intensidad. Si eso se cumple, dado que los pronósticos tienen un porcentaje de acierto muy conjetural, debemos pensar que los efectos climáticos de ese fenómeno serán muy beneficiosos para los cultivos de verano, soja y maíz, en el NEA y la región central del país.

- ¿Y los cultivos de invierno?
- Respecto de los cultivos de invierno, las probabilidades indican que el comportamiento de lluvias sería por debajo de lo normal en el NOA y en el sur de la provincia de Buenos Aires. En ambos casos, los riesgos climáticos podrían ser mayores que en las dos últimas campañas, aunque para tener una mayor certeza al respecto debemos esperar a ver cómo queda la distribución de lluvias en el Océano Atlántico –cerca de las costas bonaerenses–, para evaluar si los mecanismos de ingreso de humedad pueden llegar a funcionar adecuadamente. En términos generales y como condición muy abarcativa, en 2012/13 la situación del Pacífico será coherente con una provisión de lluvias adecuada para los cultivos de verano y aceptable para los de invierno en la región pampeana y en el NEA, mientras que en el NOA y el sur-sudeste bonaerense podrían darse condiciones por debajo de lo normal, con lo cual podría haber un mayor riesgo productivo.

alt

Cerrar
*/